Bankinter

Qué es una tarjeta de crédito y cómo sacar el máximo partido


El crédito es una de las herramientas a través de la cual podemos conseguir avanzar en nuestras vidas. No podemos esperar a tener el dinero ahorrado para conseguir una casa, un coche, o incluso pagar nuestra boda.

Además, pagar todo en efectivo en el momento cero, en algunos casos, no es la mejor opción, ya que, aunque dispongas de todo el dinero, te quedas sin liquidez o puedes perder rentabilidad si tienes ese dinero invertido.

El crédito nos ayuda a gestionar nuestra economía: mientras que nuestros ingresos son lineales (siempre cobramos lo miso, mes a mes), los gastos no lo son: en enero nos viene el seguro del coche y la casa, en marzo tenemos la fiesta de cumpleaños de un hijo, los gastos extra en diciembre por las celebraciones en familia y los regalos, las vacaciones que queremos hacer en verano o en otra época del año, incluso los imprevistos como “tengo que cambiar esa vieja lavadora”.

El crédito se concede a los clientes en base a su situación personal: sus ingresos y gastos, además, de otras cuestiones como qué bienes tienen (como una casa en propiedad).

Los productos con los que obtener crédito son las tarjetas de crédito y préstamos personales.

Las tarjetas de crédito son una herramienta que nos permiten aplazar las compras que hagamos y así pagarlas de forma cómoda según nuestro ritmo de vida. Se caracterizan porque llevan un límite de crédito establecido, que es el dinero del que podemos disponer. Éste va disminuyendo a medida que vamos realizando cualquier cargo o compra y se repone a través de los pagos de los recibos mensuales. Además, entre otras ventajas, permiten pagar a plazos y hacer uso del crédito disponible, ya que a medida que se salda la deuda el dinero vuelve a estar disponible para que el titular de la tarjeta pueda hacer uso de él.


Cómo sacar el máximo partido a una tarjeta de crédito:

Te vamos a contar qué debes tener en cuenta para sacar el máximo partido a tu tarjeta de crédito:

  • Si eres el titular de una tarjeta de crédito, tú eres el que decide qué importe pagar, pudiendo elegir entre la modalidad de pago total o pago aplazado.
  • Evidentemente, si escogemos un mayor plazo para devolver la cantidad de crédito utilizada, más interés pagaremos. Así que decide qué cantidad pagar cada mes o porcentaje a pagar cada mes para que sea un medio de pago y poder pagar la cantidad consumida lo antes posible. Te recomendamos hables con tu entidad financiera para que e informe sobre todas las características que tiene para poder usarla con todo el conocimiento posible y elegir esa cuota mensual perfecta para ti.
  • Además, es muy importante conocer las características de tu tarjeta de crédito porque, puedes obtener muchos beneficios por usarla. Casi todas las tarjetas, te devuelven un porcentaje del importe consumido, ya sea en la propia cuenta de la tarjeta como abono, o como beneficio asociado a algún servicio contratado (internet, combustible…). Infórmate y estudia los mejores descuentos para ti.
  • Hay que prestar especial atención a los gastos asociados cuando contratamos una tarjeta, ya que son varias las que se emiten sin cuota de emisión ni mantenimiento, lo que supone una ventaja más para usarla.
  • Conocer en profundidad el producto que se va a contratar y elegir la tarjeta con las condiciones menos restrictivas: por ejemplo, la posibilidad de rescindir el contrato cuando quieras, sin penalización.
  • Otro de los beneficios es que no tienes que crear ninguna cuenta bancaria especial. Podrás domiciliar los recibos en la cuenta de tu banco de siempre.

Ventajas Bankintercard

Por todo esto que comentamos debes conocer bien tu tarjeta para usarla según tus necesidades. Todos los clientes de Tarjeta bankintercard tienen a su disposición en el Área Cliente de la web o en la app bankintercard, tanto el contrato con tus condiciones generales de producto, como las condiciones particulares de su tarjeta.

Además, puedes compartir con quien quieras todas las ventajas de tu Tarjeta bankintercard. Es decir, que puedes solicitar una tarjeta adicional para el familiar que quieras y así compartir el mismo límite de crédito y acumular tú todas las ventajas por el uso que haga tu familiar. Y lo mejor, es que no hay un máximo de tarjetas adicionales a solicitar, es posible tener todas las que quieras. Y en cuanto a la información, no te preocupes, en el área cliente, verás la información completa de todos los movimientos que realicen tus familiares con su tarjeta adicional. Así lo tienes todo controlado.