Bankinter

Préstamo para bodas. Todo lo que debes saber


bankintercard explica las ventajas y los inconvenientes que conlleva pedir un préstamo para una boda. El cómo financies una boda puede suponer un alivio económico inmediato, pero se ha de saber bien cómo llevar a cabo estas gestiones.


El negocio de las bodas en España

Cada año, en España, se llevan a cabo más de 160.000 bodas. Los enlaces matrimoniales vuelven a ser un evento de moda, donde deslumbrar y donde cada vez se presta atención hasta el más mínimo detalle. Todo el mundo quiere que ese día sea único, y cada vez, para que eso suceda, se incrementa el presupuesto destinado a la celebración del enlace matrimonial.

¿Y cómo hacer frente a un presupuesto que en muchos casos supera los 30.000 euros? ¿Es el momento de pedir un préstamo para ayudar con los gastos inmediatos e inminentes de la boda? Si tienes dudas o miedos a la hora de pedir financiación para tu boda, bankintercard detalla los pros y los contras que esto puede conllevar. Con una buena gestión y una correcta organización, pedir un préstamo para tu boda puede ser una opción totalmente aceptable que te evitará problemas de solvencia.


Principales gastos en una boda

Para ver la envergadura de los gastos de una boda lo mejor es realizar un listado de los conceptos que se llevan una mayor partida del presupuesto destinado al enlace. Al final, depende de cada caso, y del nivel de detalle con el que se quiera contar en uno de los días más especiales de la vida de los cónyuges, pero la realidad es que cada vez se destina más presupuesto y el gasto medio de las bodas es mayor al de hace 10 años.

Fotógrafo o/y videografo: inmortalizar el día del enlace, cada uno de los momentos irrepetibles que se viven en esas 24 horas, es una de las partidas que cada vez toma más importancia. Fotógrafos exclusivos, con un modo de retratar que se aleja del estilo tradicional, son cada vez más demandados y ellos saben que pueden incrementar el precio de sus servicios porque la calidad de su trabajo así lo requiere. La tecnología que manejan cada vez es más profesional y costosa: videos, cámaras con accesorios complejos (objetivos de última generación, flashes, lámparas), drones, etc. Presupuesto estimado: 3.000 euros

Flores: es otro de los detalles que está tomando mayor relevancia y al que cada vez se destina una mayor cantidad de dinero. Tanto si se trata de una boda civil como de una ceremonia religiosa, los novios querrán que cualquiera que sea el espacio elegido luzca radiante este día y esté perfectamente decorado con multitud de ramos de diferentes tipos de flores por doquier. Presupuesto estimado: 1.500 euros

Vestido de novia y/o traje de novio: Los trajes de novia, cada vez más por encargo y a medida, son uno de los gastos más alto, justo por detrás de los temas culinarios. El vestido de novia, los complementos, joyas para lucir radiante ese día… son artículos costosos y que hay que valorar muy detalladamente. Pero los trajes de los novios son cada vez más caros porque se atiende más al diseño, a lo exclusivo y a lo original. Son más elaborados, con mejores tejidos y hechos a medida. En resumen, el presupuesto se puede disparar con la elección de los atuendos nupciales. Presupuesto estimado: 5.000 euros

Coctail y banquete nupcial: es en esta partida donde se va el grueso del presupuesto y donde hay que poner especial atención a los detalles, porque todo suma. Desde el lugar donde se va a celebrar el banquete, que cada vez es más complicado decidir debido a la gran oferta existente, como a la elaboración tanto del menú como del coctail. Aquí lo menús van desde los 90 euros por persona hasta los 300 euros (como gasto medio). La cantidad de platos que elijas o los diferentes ingredientes, harán que la factura suba o el gasto esté más o menos controlado. No nos olvidemos que a todo esto hay que añadir la famosa barra libre, común en casi cualquier boda española, con la consabida fiesta para cerrar, como hemos dicho antes, lo que será un día para recordar por todos. Presupuesto estimado: 200 € por comensal.

Detalles: si, no es un apartado con entidad propia pero las bodas españolas cada vez tiene más detalles que engordan la factura final, y que por separado no son grandes cantidades de dinero, pero que en su conjunto pueden suponer un sobrecoste inesperado: regalo o detalle para los asistentes, un coro que amenice la ceremonia o músicos para el coctail, kit con productos para el aseo, el candy bar, etc. Presupuesto estimado: 2.500 euros

Viaje de novios o luna de miel: y aquí algo que puede ir dentro del presupuesto de lo que se considera boda o no, pero el gasto es real, existe y es elevado. La luna de miel es un viaje organizado y, a menudo, consiste en lujo y gasto excesivo en algún país exótico que se encuentra a más de 12 horas de vuelo de España. Esto quiere decir que la factura de estos viajes de novios suele ser de unos 4.500 euros por viajero como mínimo. Las playas paradisiacas y los hoteles de lujo se han de pagar. También existe la opción de organizar algo ad hoc y plantear una luna de miel de bajo coste, eso ya es cuestión de gustos, y del bolsillo de cada uno.


La solución es bankintercard

Por ello bankintercard ofrece diferentes opciones de financiación para que elijas la que más se adapte a tu caso: desde las Tarjetas bankintercard a los préstamos personales, donde uno de los productos ofertados está especialmente diseñado como préstamo de bodas.

Los riesgos de pedir un préstamo para tu boda son, básicamente, una gestión incorrecta en la devolución de los pagos y establecer cuotas bajas y alargar mucho la devolución de este. Si planificas bien la inversión que vas a hacer, un préstamo te permite tener solvencia económica y no dejar tu cuenta corriente a cero. Recuerda que podrás elegir la cuota que más se adapte a ti para devolverlo, siempre contando con la garantía que ofrece bankintercard, una compañía del grupo Bankinter.