Como-entender-la nómina.jpg

Cómo entender una nómina


31.01.2024

Escrito por: Bankinter Consumer Finance


La nómina es un documento crucial en nuestras vidas, no sólo indica el salario que percibimos cada mes, sino que también informa sobre nuestras cotizaciones de cara a la jubilación. Además, tiene un papel principal a la hora de solicitar un préstamo, formalizar un alquiler o planificar nuestros gastos. Con el fin de facilitar su comprensión, hemos preparado una guía para que puedas entender tú nómina fácilmente, con los datos que debe incluir y los aspectos clave que debes tener en cuenta.

¿Qué es una nómina?

La nómina es un documento con validez legal que especifica la remuneración que recibe una persona por el trabajo que realiza en una empresa u organización. Este recibo del pago incluye, además, un registro detallado de los conceptos salariales, beneficios, descuentos y contribuciones sociales que componen el sueldo del trabajador. Suele incluir también, información sobre las horas trabajadas, el tipo de contrato, las prestaciones sociales y cualquier otra compensación adicional que se haya acordado con la empresa.

Este documento no sólo es importante para el empleado, sino también para el empleador, ya que constituye un registro oficial y legal del salario, cargos, deducciones, gastos y rendimientos de cada uno de sus trabajadores. En España, todas las compañías están obligadas a presentar un modelo ajustado a los criterios oficiales del Ministerio de Trabajo y Economía Social, regulado por el Real Decreto 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Seguridad Social y por el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido del Estatuto de los Trabajadores.

Partes de una nómina

Entender las partes de una nómina te será muy útil para calcular tanto tus ingresos mensuales como establecer límites en tu presupuesto y planificar tus gastos de manera efectiva. A continuación, vamos a conocer la estructura de la nómina más habitual, que es la establecida por la ley.

Encabezado

La normativa obliga a incluir en el encabezado de la nómina una serie de datos que sirven para identificar a la empresa y al trabajador ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), la Seguridad Social y la Agencia Tributaria.

  • Datos de identificación de la empresa: nombre de la compañía, dirección o domicilio social, número de identificación fiscal (NIF) y Código de Cuenta de Cotización (CCC).
  • Datos identificativos del trabajador: nombre completo, NIF, categoría o grupo profesional, número de la Seguridad Social, grupo de cotización y antigüedad.

Esta información sirve para identificar claramente a la empresa y facilitar cualquier tipo de comunicación o consulta relacionada con la nómina y para reconocer al trabajador y asegurar la correcta aplicación de las disposiciones laborales y de la seguridad social.

Periodo de liquidación

Aquí se indica el periodo de inicio y de finalización del cálculo de la información salarial, que en la mayoría de las ocasiones corresponde con un mes natural. También el número de días naturales comprendidos en ese periodo (entre 28 y 31).

Devengos

La siguiente sección de la nómina se refiere a los devengos, que son los conceptos salariales que un trabajador ha generado durante el periodo de liquidación, antes de aplicar las deducciones y retenciones. En otras palabras, son los ingresos brutos. Entre ellos se incluyen el sueldo base, las horas extras, las comisiones, los incentivos, las gratificaciones, los complementos salariales u otros conceptos adicionales acordados en el contrato laboral o en el convenio colectivo aplicable.

  • Salario base: es el salario mínimo que marca el convenio colectivo, según la categoría y el grupo profesional, o la cantidad pactada en tu contrato.
  • Complementos: son de dos tipos. Por un lado, los de carácter personal, relativos a la antigüedad, responsabilidad del puesto o conocimientos del profesional. Por otro, los que se pactan por la singularidad del puesto, como la nocturnidad, la peligrosidad o los turnos.
  • Primas de productividad: son aquellas retribuciones que se abonan en función de la cantidad o calidad del trabajo que ha desempeñado el profesional.
  • Horas extraordinarias: este concepto corresponde al pago de las horas trabajadas más allá del horario laboral fijado en el contrato.
  • Pagas extraordinarias: las empresas están obligadas por ley a dar a cada trabajador al menos dos pagas extraordinarias al año, una de ellas con ocasión de las fiestas de Navidad y la otra en el mes que se fije por convenio colectivo. En el caso de que estén prorrateadas mes a mes, la parte correspondiente al total de esas dos pagas aparecerá en este apartado.
  • Salario en especie: es el salario que se percibe en forma de bienes, servicios o beneficios. Algunos ejemplos son un vehículo de empresa, una vivienda proporcionada por la compañía, seguros médicos o vales restaurante.

Deducciones en la nómina

Las deducciones en una nómina son los descuentos o retenciones que se aplican al salario del trabajador. Una parte se destinan al pago a la Seguridad Social para cubrir una eventual baja por incapacidad, la futura pensión de jubilación o el seguro de desempleo. Otra corresponde a un adelanto del impuesto sobre la renta (IRPF), cuyo importe final se concretará cuando se presente la declaración.

Líquido a percibir

El concepto «líquido a percibir» hace referencia al salario neto, el que realmente va a llegar a la cuenta corriente del trabajador. Se calcula restando del total devengado las cantidades que hay que deducir. Esta cifra es muy importante, ya que es el dinero en efectivo con el que se cuenta para cubrir los gastos mensuales, realizar pagos y ahorrar.

 

Artículos Relacionados